viernes, 13 de marzo de 2009

Barry 'The Bear' Greenstein

Barry 'The Bear' Greenstein nació el 30 de diciembre de 1954 en Chicago. Como es el caso de otros grandes jugadores fueron sus padres quienes le enseñaron desde muy temprana edad varios juegos de cartas. Barry afirma que uno de sus primeros recuerdos en el mundo del poker es el ruido que hacían en sus bolsillos 24$ en monedas mientras el corría escapando de un matón. Su rival de 16 años no parecía apreciar que un Barry de 12 años le hubiera limpiado en una timba y trataba de recuperar su dinero.

Barry siempre fue un jugador ganador de poker. De chaval jugaba por monedas, en el instituto por dólares, al inicio de su etapa universitaria por billetes de cien y para el final de su carrera ya estaba ganando tanto que se consideraba más un jugador profesional que estudiante universitario.

Para Greenstein, que siempre fue un gran estudiante (en la escuela lo adelantaron un curso, programaba a los 15 años y se graduó un año antes de su promoción en ciencias informáticas en la universidad de Illinois) el poker y los estudios siempre estorbaron uno a otro. Podría haberse graduado con una matrícula de honor pero en la época de exámenes había demasiadas partidas jugosas, así que “solo” pudo sacar una media de notable alto.

Aunque Barry siempre ha tenido éxito en el poker, no siempre ha tenido la mejor política de banca y a base de apuestas deportivas y/o buena vida (según él tiene todos los vicios posibles menos drogas y alcohol) él mismo admite que en demasiadas ocasiones no se ha dejado a sí mismo la suficiente banca para poder superar las malas rachas.

Cuando cumplió 20 años un amigo le convenció para probar suerte en California donde el poker era legal. Barry no se lo podía creer, en Illinois este era ilegal y jugaban en partidas privadas en las que las trampas y las redadas no eran cosa inusitada. Aunque Barry conocía a base compartir con ellos tapete a muchos jueces y policías, no pudo evitar que en una redada le confiscaran 10.000$ (acababa de cobrar una deuda) y el acabar con sus compañeros de timba en la cárcel.

Para que veáis lo tortuoso del recorrido del poker en los Estados Unidos, en los años 70 el poker era legal en California, pero no la modalidad del Texas Hold'em. Lo que se jugaba principalmente en california era Hi-Lo draw poker.

Barry también visitó Las Vegas. Con 22 años recién llegado a Sin City un jugador le llevó aparte y le dijo

“Juegas bien ¿quieres entrar en el equipo?”

Al preguntar a que se refería exactamente, el jugador le dijo

“Se trata de ganarles a los turistas, no pelarnos entre nosotros… no te metas con nosotros…”

La cantidad de hustle, colusión y trampas que se encontró le desagradaba. En las Vegas en aquella época era típico que la vieja que hace 15 minutos afirmaba estar aprendiendo a jugar, a la mínima acabara diciendo cosas como:

“¡Hijo… llevo jugando a esto desde antes que tu nacieras!”

Pero la gota que desbordó el vaso fue una partida de Seven Card Stud 20/40 (la más alta del casino). Eran 8 en la mesa y justo antes de que empezara un amigo se le acercó y le dijo

“En esta mesa están sentados los mejores jugadores de las Vegas, no creo que debas jugar en esta partida”

Barry se levanto y le pidió al crupier que no le diera cartas, a lo que un jugador contestó

“Pues si tu no juegas, que no nos den cartas a ninguno… ya no hay motivo para jugar…”

Barry se indignó tanto que decidió no volver más a jugar en las Vegas.

En 1979 Greenstein empezó a jugar en Houston… las partidas eran altas y el nivel de los jugadores no. Barry cree que el hecho de que él nunca afirmara ser un jugador profesional y que la gente supiera que daba clases en la universidad (mientras preparaba su tesis) le ayudaba mucho a entrar en estas partidas. La gente no lo asociaba con los estereotipos de jugador profesional.

De vuelta en Illinois la recesión afectaba tan duramente a sus compañeros de partida ( granjeros y comerciantes) que cada vez que les ganaba mucho dinero se sentía fatal. Aprovechando que su banca era de más de 100.000$ decidió dejar de lado el poker para volver a centrarse en su tesis.

En 1984 conoció a la que sería su futura mujer en un torneo de bridge y poco después se mudaban a California. Ella tenía hijos de un matrimonio anterior (uno de ellos es el hoy pro Joe Sebok) y querían obtener la custodia. Que Barry fuera un jugador profesional no ayudaba, así que 'the bear' aceptó un trabajo en una empresa de software que más adelante pasaría a llamarse “Symantec” (conocida por el antivirus Norton). Aunque tuvo que dejar su tesis aparcada, Barry aceptó el trabajo para ayudar a ganar la custodia y porque las oficinas estaban cerca del card room de PaloAlto, pero se acabó involucrando tanto en el proyecto que la programación del software “Q&A” (base de datos y procesador de texto que sería nombrado software del año) le absorbería tanto que para su sorpresa empezó a ignorar las mesas en favor de su trabajo.

El problema era que con un sueldo de 40.000$ anuales no le daba para mantener su ritmo de vida y jugar al poker, pero estaba tan involucrado que no podía ni quería dejar Symantec (textualmente le dijeron que si se iba la empresa tendría que cerrar). Barry afirma que llego a hacer muchos días de 16 horas en la oficina.

El Hold'em seguía siendo ilegal y las partidas más altas en California eran en Lowball No-Limit. Su mujer quería que jugara lo más alto posible, pero él sabía que no se lo podían permitir. Llegaron a un acuerdo… cuando consiguiera “grindear” 3000 $ se sentaría en el “big game”. Tardó un año pero cundo llegó entró arrasando, aunque admite que si no hubiera pasado ese año subiendo los niveles poco a poco seguramente habría fracasado en una modalidad nueva para él.

Hacia finales de los 80 los problemas de salud de su hija (trasplante de hígado) y de su mujer (esclerosis múltiple) le obligaron a dejar Symantec y a volcarse en el poker. Finalmente se había legalizado el Hold'em en California y jugadores de todo el país se acercaban a las card room del estado. Barry tenía la ventaja de que los jugadores que venían de las Vegas no lo conocían.

Curiosamente el centrarse en el poker provoco su divorcio. Sus conceptos de manejo de banca eran muy distintos… Si Barry ganaba 10.000$ y luego bajaba a 5000$ para su mujer había perdido 5000$. De hecho en el divorcio el abogado de su mujer utilizaba la cifra de 10.000$ como ingresos habituales y la de 5.000$ como muestra de su ludopatía.

Greenstein afirma que dividieron su dinero mitad y mitad…la mitad para su mujer, la mitad para el abogado de su mujer.

En otra muestra de las evoluciones del poker, la llegada a California del Hold'em hizo que tras un tiempo las partidas de No-Limit desaparecieran y Barry tuviera que pasarse al Limit, empeando de nuevo un aprendizaje de otra modalidad.

“para mí era como ver la pintura secarse”

Pero en 6 meses lo tenía dominado y estaba jugando en las partidas más altas disponibles.

En 1992 finalmente puso fin a su boicot de las Vegas y jugó el main event de las WSOP. Su mesa era impresionante: J.Chan, Erick Siedel , Bobby Hoff, Tomnko

Era tan desconocido que un corredor de apuestas puso sus odds de ganar el torneo en 100 a uno. Poco después un preocupado corredor le comentaba a un Barry chip leader.

“No sé quién eres, pero como ganes me arruinas…un montón de los mejores jugadores están apostando por ti.”

Quedo 22 y en pleno tilt se dejó el premio en las mesas de blackjack.

barry greenstein

Poco después jugando en San José conoció a la jugadora Mimi Tran (con la que acabaría saliendo), y llegaría a un acuerdo con ella. Él le enseñaría a jugar al poker y ella a hablar Vietnamita (había mucho vietnamita en las mesas). Mimi resultó ser una gran alumna y como además manejaba bien su bankroll pronto Barry se encontró pidiéndole dinero prestado a su novia. San José empezaba a hacerse pequeño para los dos.

En 1994 Barry empieza a volar a Los Ángeles para dejarle San José a Tran y se encuentra que LA en los casinos predominan los juegos mixtos y partidas de High Stakes estratosféricas en las que le va muy bien. De nuevo no el no ser conocido y la idea de que es rico debido a su trabajo en Symantec le abre puertas que estaban cerradas para otros pros. Más tarde esto le sería echado en cara en Las Vegas por jugadores que veian como las puertas del casino “Hustler” de Larry Flint estaban cerradas para ellos mientras Greenstein jugaba una gran partida de seven stud 1.500$ / 3000$.

Pero aunque empezó ganando, estas partidas de high stakes casi acaban con Barry. Mal manejo de banca, demasiadas apuestas deportivas y demasiado poker chino. Tenía muchas propiedades, pero poco liquido y en un mes llegó a perder un millón y medio. En su peor momento debía un millón cien mil.

Menos mal que ya había acabado con su boicot a Sin City, porque Las Vegas se le dio muy bien. De inicio no tenia banca para jugar con Chip y Doyle, pero cuando finalmente se pudo sentar en la “Bobby´s Room” donde las normas eran juegos mixtos y ciegas 4000$/8000$ (serian dobladas posteriormente) tuvo magníficos resultados. Pronto sería uno de los mayores ganadores del “big game” y ya no miraría atrás.

En 2003 ganó un torneo en el casino de Larry Flint que le reportó más de 700.000$. Les compró un deportivo a sus hermanos y con el resto del premio haría una espectacular donación con la que se ganó el apodo del “Robin Hood del poker”.

Donó a cada uno de los 440 coordinadores de la ONG “Children incorporated” 1.000 $ en agradecimiento por su trabajo. Las cartas que recibió de todo el mundo le acabaron de convencer de lo correcto de su decisión y decidió de ahí en adelante donar todos sus beneficios en torneos. Serian varios millones en los siguientes años. Actualmente ya no lo hace, ya que al haberse secado la acción en el “big game” ya no le salen las cuentas y depende más de su participación en los torneos para ganar dinero y ya no dona el 100%.

De cualquiera de las formas sus esfuerzos por las ONG son para hacerle un monumento.

Barry siempre se ha comprometido con la causa de las ONG y también es famosa la vez que dijo “lol donkaments” en el programa de TV High Stakes Poker a cambio de múltiples donaciones de los foreros de 2+2.

Barry Greenstein es hoy en día uno de los jugadores mejor valorados del mundo. Por su juego y por su palabra. Mucho más allá de sus 3 brazaletes (PLO, Razz y 2-7 Draw NL) su prestigio es tal que se le suele buscar para que arbitre en disputas entre jugadores, asi como también su opinión es requerida por los medios en cualquier situación espinosa.

Cuando Doyle estaba preparando el Super system II, le encargó a Barry que escribiera un capitulo. Lo que presentó Greenstein era muy bueno pero tan largo que Doyle le sugirió que lo alargara e hiciera su propio libro. “Ace on the river” lo llamo. Barry tiene la costumbre de regalarle una copia autografiada a todos aquellos que lo eliminan de un torneo. El gran Luis 'Quinti' Jiménez estuvo a punto de llevarse la copia firmada por 'The Bear' hace unos años en el EPT de Montecarlo… esperemos que pronto tengáis la vuestra.

4 comentarios:

Bidan dijo...

¿me llevarás?

Decroglie dijo...

Vamos pues!!
soy Diego (el de Budapest), y yo tampoco me perderé el de Praga por nada del mundo!

Un saludo!

Pacocho dijo...

Claro que te llevo, pero esta vez me toca a mi intentar batir tu record de montarla parda...

Hola Diego..¿que tal la vuelta a la realidad? yo lo llevo fatal ;)

asdafsd dijo...

Bufff
Yo fatal, y además palmando xD.

Es duro volver a hacer lo mismo de siempre. Pero weno, ahora a hacer rake para volver a viajar!

blogger templates | Make Money Online