viernes, 24 de abril de 2009

¿Que de fuerte debes jugar contra tus amigos?



Un tema que sale de vez en cuando es como de agresivo debemos de jugar contra otros jugadores a los que consideramos amigos fuera de las mesas.

En el poker se hacen grupos y buenas amistades y esto nos puede poner entre la espada y la pared a la hora de decidir si exprimir a nuestros amigos o dejarselo facil por ser coleguitas...


debido a eso he traducido un texto deun jugador "medianamente" conocido:


Doyle Brunson...


Lo siguiente es una traduccion textual de la pagina 38 de su libro "Acording to Doyle"


¿Que de fuerte debes jugar contra tus amigos?


La respuesta es : Tanto como sea posible.


Estaba yo una vez en un pequeño casino cuando vi a dos mujeres empujándose y gritando. La mayor de ellas era claramente la agresora. Por curiosidad le pregunte al dealer que es lo que había pasado, y parece que el origen de la discusion era que la hija le había resubido a su madre con tres ases haciendo que esta hiiera fold con una escalera. Mientras me alejaba oescuche a a la madre decirle a su hija en un tono ya más tranquilo.


“¡Se supone que para apostar contra tu madre debes tener por lo menos color!”


He conocido a unos cuantos jugadores profesionales que tienen acuerdos entre ellos para jugarse blando. Normalmente estos consisten en solo apostar entre ellos con manos muy fuertes.


El problema de estos acuerdos es: ¿Con que rango de manos deben los otros ver o subir?


Esos "acuerdos" comienzan siempre con las mejores intenciones, pero acaban siendo farragosos ejercicios de cortesía. A menudo acaban en malentendidos y esas amistades corren peligro.


La actitud correcta debe ser que la gente juega al poker porque les gusta el juego. Les gusta su mezcla de azar y estrategia y están dispuestos a competir por el dinero. Para hacer esto en condiciones necesitas rivales: Verdaderos oponentes que tengan tantas ganas de ganarte a ti como tu tienes de destrozarlos a ellos.


Generando esta verdadera buena competicion es como los jugadores están celebrando el espíritu del juego.


Jugar blando va por definición en contra de la naturaleza del poker.


Aquellos que no entiendan lo simple de esta afirmación deberían de dejar de jugar hasta que la entiendan.


2 comentarios:

Bidan dijo...

Completamente de acuerdo. Ya no perdono ni al Espiritu Santo, en una mesa.
Lo dice uno que ha palmado mas de un satélite por hacer el moñas con un colega o algo parecido...

alerta dijo...

Ni mejor ni peor, ni más fuerte ni más débil que con el resto.
Cuando se trata de poker hay que hacer caso a Doyle Brunson.

blogger templates | Make Money Online